MOHANDAS KARAMCHAND GANDHI

Nació el 2 de octubre de 1869 en Porbandar (noroeste de la India). Descendía de la casta hindú de los comerciantes. En 1888 marchó a estudiar a Londres para después ejercer la abogacia en su patria. En 1893 se trasladó a Sudáfrica, donde se convirtió en paladín de la libertad de la minoría india. En esta época desarrolló su doctrina de la resistencia pacífica, que tras la guerra mundial practicó en la India en el enfrentamiento con el régimen colonial británico. Como dirigente del Partido del Congreso luchó por la independencia de la India y se convirtió en el gran educador de sus compatriotas en la lucha contra los prejuicios sociales y religiosos. Tres veces le enviaron a la cárcel los ingleses, pero hasta las huelgas de hambre que mantenía en su celda influían sobre el acontecer político.
A pesar de su enorme prestigio no consiguió impedir la división de la India tras la segunda guerra mundial. El 30 de enero de 1948 fue asesinado en Delhi por un fanático hindú.

PUERTA DE LA INDIA

PUERTA DE LA INDIA
DELHI

JRD TATA

Loading...

EN LA MEZQUITA MAS GRANDE DE LA INDIA

EN LA MEZQUITA MAS GRANDE DE LA INDIA

YAMUNA RIVER

Loading...

miércoles, 10 de julio de 2013

LA INDIA: UN TESORO DE PLANTAS MEDICINALES Y DE ESPECIAS

La filosofía de la antigua India reconocía en la naturaleza un flujo evolutivo continuo, y creía que ella podía semejarse a las fuerzas ocultas por medio de fórmulas mágicas. Las más antiguas colecciones religiosas conservan formularios de ese estilo. Así el Rigveda (2º milenio antes de Cristo) contiene este gran elogio de las plantas medicinales:
"Plantas medicinales, nacidas hace largo tiempo, tres edades antes de los dioses,
¡Quiero conocer vuestros ciento siete principios activos!
Tales son las madres, vuestros principios, de millares de ramas,
¡Vamos ya, sabios, curadme a este pacienteEl objetivo principal de la medicina de la antigua India era prolongar la vida humana; y una de las partes más importantes de la ciencia médica consistía en el conocimiento de los productos medicinales (upaj). Los remedios eran fundamentalmente de origen vegetal, y el cultivo de las plantas medicinales estaba reglamentado y organizado por medio de las ordenanzas del rey budísta Asoka (siglo III a.C.).
El suelo de la India proporciona un número incalculable de plantas medicinales, constituyendo hasta nuestros días un almacén para las mismas, muchas de las cuales siguen aún esperando su identificación. Por otra parte, la India es también una reserva de especias y de drogas para el mundo entero.
He aquí lo que dicen los textos de la antigua India sobre las plantas medicinales: "Sólo serán recolectadas por un hombre puro y religioso, que antes habrá ayunado como es debido. Las plantas frescas producen los mayores efectos. Sólo se las recogerá en los lugares de difícil acceso para los hombres, en suelo fértil, con una favorable evacuación para las aguas, donde no haya ni templos, ni lugares sagrados, ni tampoco cementerios. La propia planta de berá está bien enraizada , alimentada por agua; según la hora lo mismo estará expuesta al sol que protegida por la sombra y orientada al norte". Los remedios basados en las plantas podían ser de dos típos. Unos eran purgativos o vomitivos, o provocaban una secreción nasal (constipado); los otros eran calmantes. De esta forma, en los casos de fiebre, se prescribía la bebida de una cocción láctea de harina de semillas de cebada aún no maduras, o se ponía mantequilla a fundir. Contra la tos se recomendaba la melaza cortada con un poco de agua, a la que se añadía miel y pimienta. Los remedios tomados por via bucal se ingerían con mantequilla clarificada, miel o aceite de sésamo. Otros se tomaban en forma de pildoras o en polvo, al que se añadía azúcar. Se sabía también introducir el remedio en el cuerpo por medio de un tubo o de un insuflador. El bhang, un estupefaciente a base de cañamo, resultaba conocido para los antiguos arios. El manual de medicina de Vagbhata ya presenta una especie de narcótico, y el llamado manuscrito de Bower incluye un cántico sobre los efectos medicinales del ajo.
Las drogas indias se han hecho celebres en toda Ásia, y figuran en los formularios de medicina de los países occidentales. Europa debe a la India un gran número de especias y de productos irremplazables para la medicina: alcaravea, pimienta, cardamomo, jengibre, clavo, nuez moscada y macis, madera de sándalo, resina de benjuí, cañamo (hachis), aceite de rícino, aceite de sésamo, áloe, raiz de galgarria, caña de azúcar, etc.